Estás leyendo
The Sound of Eternity: La acústica inalterable de los relojes con sonería de Chopard

The Sound of Eternity: La acústica inalterable de los relojes con sonería de Chopard

Con ocasión del 25 aniversario de la colección L.U.C Chopard presenta un trío de nuevos relojes con sonería. Estos relojes son objeto de una iniciativa de ajuste y de análisis promovida por Karl-Friedrich Scheufele, copresidente de Chopard, y llevada a cabo por Gautier y Renaud Capuçon, hermanos virtuosos del violonchelo y del violín. Estos geniales intérpretes han transmitido su sensibilidad, su color y su emoción a los ajustes acústicos de los modelos L.U.C Strike One, L.U.C Full Strike Sapphire y L.U.C Full Strike Tourbillon.

En 2016 Chopard presentaba el modelo L.U.C Full Strike, el primer reloj de repetición de minutos de la Casa. Fruto de más de seis años de trabajo que han requerido más de 17 000 horas de desarrollo, este reloj viene a coronar las celebraciones por el veinte aniversario de Chopard Manufacture y su amor por el progreso de la Alta Relojería. Entre las numerosas innovaciones que posee el Full Strike, de las que cuatro han sido patentadas, la más radical ha cambiado el paradigma técnico del reloj con sonería. En las demás repeticiones de minutos existentes el sonido se genera mediante un martillo que golpea los timbres de metal que forman parte del movimiento. El calibre L.U.C 08.01-L de Chopard Manufacture supera este funcionamiento con unos timbres de zafiro separados del movimiento y unidos cristal que recubre la esfera.

Pureza

De este modo timbres y cristal se trabajan en una sola pieza, sin discontinuidad, sin cola, sin soldadura, en un bloque de zafiro macizo. El desarrollo de esta única pieza supone tres años de trabajo. El sonido que generan el martillo y el timbre se transmite hacia el exterior a través de la mayor superficie del reloj, el cristal, y en un medio homogéneo, garantía de una transmisión ideal. Por otra parte, este sonido es, en el sentido literal del término, cristalino, porque emana de un cristal de corindón puro, nombre científico del zafiro. También es intenso y de una riqueza tonal única. En 2017 la excepcional innovación del reloj L.U.C Full Strike y su sonoridad extraordinaria fueron recompensadas con la Aguja de Oro en el Gran Premio de Relojería de Ginebra.

Perfeccionamiento

Aunque el reloj L.U.C Full Strike era en sí todo un logro, en realidad no era el fin del esfuerzo. Lo cierto es que Karl-Friedrich Scheufele presta una especial atención a la calidad de sus relojes y sus complicaciones. Todo un melómano y muy amigo del tenor José Carreras, también es muy perfeccionista. Por muy logrado que sea el modelo L.U.C Full Strike, él no contaba con quedarse ahí. Los relojes con sonería son la cumbre de la relojería, una combinación sutil de técnica, artesanía y emoción. La complejidad de su funcionamiento no es más que el primer reto. El segundo, más intangible, más complejo, es la calidad de su sonido. Con el fin de optimizar y perennizar la riqueza acústica del sistema timbres/cristal de zafiro monobloque del Full Strike, Karl-Friedrich Scheufele ha emprendido una nueva iniciativa.

Lutería

En 2018, durante un concierto de las Cumbres Musicales de Gstaad, Karl-Friedrich Scheufele asiste a un concierto del violinista Renaud Capuçon. Ante la expresividad de su interpretación se da cuenta de que un reloj de repetición de minutos debe ser concebido como un instrumento musical y aportar algo más: emoción. Ahora bien, Renaud Capuçon no es únicamente uno de los virtuosos de su época, sino que también es especialista en acústica, en sonoridad, al igual que su hermano, el violonchelista Gautier Capuçon. El primero toca un violín de época de Guarneri, que data de 1737, el segundo toca un violonchelo de Matteo Goffriller, lutier igual de prestigioso en su campo. Se trata de unos instrumentos cuya perfección y unicidad van más allá del tiempo mezclando tecnicidad, métodos secretos, habilidad manual y una buena parte de misterio.

Orquestación

Karl-Friedrich Scheufele invitó a Renaud y Gautier Capuçon a participar en la elaboración de una nueva serie limitada de relojes con sonería. Con la ayuda de los ingenieros de Chopard Manufacture los dos hermanos virtuosos han ajustado, gracias a su sensibilidad artística, el sonido que se produce mediante la tecnología timbre/cristal de zafiro patentada por Chopard. Esta iniciativa ha recibido la aprobación científica del Laboratorio de Acústica Aplicada de la escuela de ingenieros de Ginebra, la HEPIA, cuyo responsable, el profesor Romain Boulandet, ha creado un programa de análisis que va más allá de los criterios puramente medibles de la acústica (intensidad del sonido, riqueza tonal, factor de amortiguación…) para entrar en otra dimensión, la del sonido tal y como lo percibe el oyente. Más puro, más largo y armonioso que el sonido de los mecanismos de repetición tradicionales de metal, el sonido producido por los timbres de zafiro de Chopard incluye esta vibración viva: la de la pasión.

lectura recomendada

Eternidad

Para la colección L.U.C, este criterio se ha hecho indispensable para el mantenimiento de una calidad sonora homogénea a lo largo de su duración. Lo cierto es que el acero, el latón y el oro evolucionan y viven, incluso aunque las deformaciones internas de estos materiales privilegiados de la relojería sean lentas. Pero el reloj es un objeto para la eternidad y, entre todos los relojes, los de sonería lo son todavía más porque concentran todo el cuidado que se dedica a su ensamblaje, a su ajuste y a su puesta en escena sonora. En cuanto a los timbres de zafiro, estos son inalterables. No se deforman, no envejecen, no se dilatan con el calor. Tocan siempre el mismo fa y el mismo do sostenido. Gracias a ellos la sonoridad es inmutable. Por otra parte, el material con el que están fabricadas las cajas del reloj Full Strike, incluso a pesar de que tiene un papel secundario en relación con el cristal de zafiro, participa en la coloración del sonido. Tras varias ediciones en serie limitada, en oro rosa o blanco, en platino e incluso en acero, se ha hecho indispensable el poseer una herramienta de análisis que vaya más allá del tiempo, las subjetividades individuales, las operaciones de mantenimiento y de restauración futuras. Todo esto cumplirá el objetivo de permitir a los relojes con sonería de Chopard entrar en una auténtica permanencia: la que los exime de todo ajuste.

La culminación

Por todo esto el reloj L.U.C Full Strike entra en una nueva fase de su existencia. Como culminación de la celebración del 25 aniversario de la colección L.U.C, Chopard presenta un trio de nuevas piezas con complicación que utilizan el sistema timbre/cristal de zafiro monobloque. El modelo L.U.C Strike One está realizado en una serie limitada de 25 ejemplares de oro rosa ético con una esfera de oro en guilloché, que aporta una nueva dimensión de elegancia a la sonería al paso. El L.U.C Full Strike Sapphire incorpora una caja completamente realizada en zafiro transparente a los componentes de la sonería ya tallados en este material cristalino, una repetición de minutos que no tiene equivalente y editada en 5 ejemplares. Y, por último, el L.U.C Full Strike Tourbillon logra la hazaña de integrar un tourbillon en el espacio de un calibre de repetición de minutos de Chopard Manufacture. Está editado en veinte ejemplares con una caja de oro ético rosa que alberga una esfera en guilloché de oro. Todo esto gracias a la pasión por la relojería y por amor a la belleza.

Pros
Contras
¿Cuál es tu reacción?
ES FASCINANTE
0
ME ENCANTA
0
ME GUSTA
1
NO ME GUSTA
0
NO SÉ
0
Ver comentarios

Deja una respuesta

(Tu correo electrónico no será publicado, sólo lo pedimos para que te llegue el comentario y sus respuestas)