Estás leyendo
¡Siempre cansadas! La astenia crónica

¡Siempre cansadas! La astenia crónica

Es más común que se dé en las mujeres que en los hombres, y su principal incidencia está entre las personas de 20 a 50 años.

La astenia es una sensación generalizada por todo el cuerpo de debilidad física y psíquica, la cual reduce la capacidad para trabajar e incluso a la hora de realizar tareas sencillas. Se manifiesta cuando desarrollamos actividades del día a día, no hace falta hacer un gran esfuerzo para notar el cansancio que nos produce. Este tipo de enfermedad es más común que se dé en las mujeres que en los hombres, y su principal incidencia está entre las personas de 20 a 50 años.

Cuando estos síntomas se presentan durante más de 6 meses se considera que estamos ante una astenia crónica. Una persona que sufre astenia está en un estado continuo de falta de vitalidad y de fuerza, pasa todo el tiempo decaída y el mínimo movimiento le supone un gran esfuerzo.

Las causas de la astenia son muy variadas: el estrés, la ansiedad provocada por las dificultades de la vida o una situación de depresión. También, su origen se puede deber a una enfermedad orgánica, como pueden ser alteraciones cardíacas, pulmonares, diferentes infecciones… este tipo de astenia es la más aguda y tiene unos síntomas muy concretos, para su solución hay que encontrar en primer lugar el remedio para curar la enfermedad.

La astenia que afecta a un mayor número de personas es la denominada astenia primaveral, las personas que la sufren presentan claros síntomas de fatiga durante esta estación del año. Las causas de este fenómeno pueden estar relacionadas con el cambio climático, o las alergias tan frecuentes de esta época. Esta es de tipo leve, presenta síntomas poco alarmantes y de corta duración, si en este caso los síntomas no desaparecen a las pocas semanas lo más conveniente sería acudir al médico para que él pueda obtener un diagnóstico más preciso.

Pero a este problema se puede hacer frente gracias a unos sencillos remedios naturales:

  • El regaliz: es muy efectivo para reducir el agotamiento adrenal y la fatiga, ya que esta planta contrarresta los efectos de la insuficiencia de las hormonas adrenales. La glicirricina, uno de los compuestos del regaliz, hace que las glándulas suprarrenales produzcan hormonas, combatiendo la fatiga debida a su deficiencia. Su forma de tomarla puede variar sustancialmente, se puede ingerir en forma de extracto seco o líquido, cápsulas y barritas de jugo seco masticable.
  • Schisandra: es una de las grandes plantas estimulantes orientales. Tiene una gran capacidad para regenerar los tejidos del hígado, órgano cuyo mal funcionamiento reduce la vitalidad. Muy similar al ginseng, es muy útil para afrontar situaciones de estrés y ansiedad, y muy efectivo para recobrar fuerzas después de una larga convalecencia. Una forma sencilla de tomarla es ingiriendo tres o cuatro semillas, manteniéndolas en la boca hasta que se deshagan.
  • Raíz de Glycyrrhiza glabra: es un notable remedio natural con múltiples aplicaciones terapéuticas, sirve para aliviar la acidez, espasmos gastrointestinales y el estreñimiento, hasta combatir la tos y afecciones respiratorias. También es muy efectiva contrarrestando la fatiga.
  • El ginseng ibérico: tiene efectos vivificantes, confiere agilidad mental, resistencia física y favorece la memoria. Las hojas de esta mata contienen un aceite esencial, rico en sustancias antitóxicas, antioxidantes y estimulantes. Esta planta se usa para tratar la debilidad, suele recetarse a personas estresadas y debilitadas, que deben afrontar una exigencia física o mental extra.

 

¿Cuál es tu reacción?
ES FASCINANTE
0
ME ENCANTA
0
ME GUSTA
0
NO ME GUSTA
0
NO SÉ
0
Ver comentarios

Deja una respuesta

(Tu correo electrónico no será publicado, sólo lo pedimos para que te llegue el comentario y sus respuestas)

LUXONOMY MEDIAGROUP WORLDWIDE


Ir al principio