Estás leyendo
Liposucción

Liposucción

La liposucción se ha convertido en una de las cirugías estéticas más demandada tanto en mujeres como en hombres. Los resultados son permanentes siempre y cuando se lleve un estilo de vida saludable. Si finalmente te decides a pasar por ella, te recomendamos que visites a un cirujano plástico cualificado y que sigas de forma detallada todas y cada una de sus instrucciones.

Según datos aportados por la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (S.E.C.P.R.E) España es el primer país europeo y cuarto a nivel mundial en número de operaciones estéticas practicadas. Las intervenciones más demandadas son aquellas relacionadas con el envejecimiento facial, liposucciones y los implantes mamarios. De todas ellas es la liposucción quien encabeza la lista.

La liposucción es un tipo de cirugía estética que consiste en la extracción de tejido adiposo (grasa) que se ha acumulado en determinadas partes del cuerpo, a través de un proceso de succión. Habitualmente se lleva a cabo en el abdómen, en las caderas y en los muslos, aunque también puede realizarse en otros lugares como brazos, rodillas, tobillos, papada o rostro. El objetivo de esta técnica no es otro que mejorar el aspecto físico del paciente, pero sin provocar una transformación completa. Además de esto, también es considerable el cambio psicológico que experimenta el paciente, que después de la operación estética se siente más confiado y seguro de sí mismo.

Este tipo de cirugía está especialmente indicado para personas con un sobrepeso aproximado de entre diez y veinte kilogramos. El procedimiento se lleva a cabo cuando tales cantidades de grasa no han podido ser eliminadas a través de métodos ‘naturales’ como la gimnasia o las dietas. Aunque los beneficios de esta práctica son considerables y evidentes en las personas que han optado por ella, es preciso establecer la premisa de que no debe considerarse como una cura de la obesidad, sino como una cirugía estética que puede eliminar la grasa que se acumula en lugares indeseados. Una vez realizada la intervención, se puede conseguir perder entre ocho o nueve kilogramos, aunque el proceso debe ir acompañado en todo momento por una dieta equilibrada y ejercicio diario.

Resultados paulatinos

Los resultados no se ven al instante, hay que esperar a que se baje la inflamación y desaparezca los moratones que se producen por la cirugía, algo que no suele pasar hasta varias semanas, e incluso meses, después. A pesar de que el post-operatorio puede prolongarse algo más de lo deseado en el tiempo, la garantía es que no volverás a recuperar peso y, siempre y cuando mantengas una dieta adecuada y practiques ejercicio periódicamente, conseguirás que sean permanentes. Si se produce un aumento de peso, éste se hará de manera homogénea y sólo en los depósitos localizados de grasa. La mayoría de los pacientes están muy satisfechos con los resultados de su liposucción.

La liposucción es una técnica segura. Sin embargo, en algunos casos se pueden producir ciertas complicaciones, sobre todo cuando se extraen cantidades altas de grasa de una sola vez, siendo posible la acumulación de líquido y lesiones de la piel. No es una cirugía invasiva y es posible minimizar las cicatrices que se suelen situar en lugares que no se ven y además son muy pequeñas, apenas una pulgada. No obstante, aunque los riesgos de la cirugía de la liposucción son mínimos, es fundamental que escojas a un cirujano cualificado, que la técnica se lleve a cabo en una clínica autorizada y que sigas detenidamente todas sus instrucciones. ¡No te sentirás defraudado!

Zonas a tratar

  • Cuello y cara: tratamiento de las mejillas, la papada o doble mentón y mejorar el ángulo del cuello
  • Brazos: puede tratarse la zona interna de los brazos, sin tener que hacer cicatrices externas
  • Región asilar: la zona junto al final de las mamas es la más frecuentemente tratada
  • Espalda dorsal y lumbar: sobre todo la zona de enganche del sujetador y encima de las nalgas
  • Abdomen: se pueden eliminar la grasa sobrante (michelines) con buen resultado
  • Caderas y nalgas: es la zona más popular para hacer la liposucción. Lo importante no es quitar sin más sino modelar el contorno, realizar lo que se denomina lipoescultura
  • Rodillas: es posible eliminar las protuberancias que aparecen en la parte interna de las rodillas
  • Piernas y tobillos: se trata de remodelar sobre todo la zona de los tobillos que es donde en algunas mujeres tiende a acumularse la grasa

La liposucción láser

Conocida también en el mercado como laserlipólisis, es la técnica más moderna que existe en el campo de la liposucción. Utiliza el haz de luz de un láser para destruir la célula de grasa (el adiposito). La novedad de esta técnica es que el láser no lesiona otros tejidos. Al entrar en contacto con la grasa, la ‘derrite’, originando la licuefacción (la grasa se licua, convirtiéndose en una emulsión semilíquida que se puede extraer o succionar fácilmente).

¿Cosa de hombres?

Hoy en día son muchos los hombres que sienten la misma preocupación por cuidar su imagen y aspecto estético que las mujeres. Por este motivo, en los últimos años ha aumentado de manera considerable el número de los que deciden someterse a una intervención de cirugía plástica. La liposucción masculina que más se realizan los hombres es la liposucción de abdomen y de las zonas del torso como los costados. En muchos casos, esta intervención puede ofrecer mejores resultados que la lipoaspiración femenina, ya que la piel de los hombres es más elástica que la de las mujeres.

 

Ver comentarios

Deja una respuesta

(Tu correo electrónico no será publicado, sólo lo pedimos para que te llegue el comentario y sus respuestas)

LUXONOMY MEDIAGROUP WORLDWIDE


LUXONOMY publica contenido cada día laborable. Gracias por leernos.

Centro de Privacidad | Datos de la Empresa | Política de Privacidad | Términos y Condiciones

Ir al principio