Estás leyendo
Breitling presenta su colaboración con SUGI, amplificando el mensaje de la reforestación junto a su #CHEFSQUAD

Redefiniendo el Lujo en la Era de la Sostenibilidad INSCRIPCIÓN EN 10º CONGRESO LUXONOMY

Breitling presenta su colaboración con SUGI, amplificando el mensaje de la reforestación junto a su #CHEFSQUAD

Los destacadísimos miembros del Chef Squad, Quique Dacosta, Maca de Castro y Mario Sandoval, que suman 8 estrellas Michelin, han presentado en Palma de Mallorca la colaboración de la firma relojera con SUGi.

En colaboración con la organización SUGi, que promueve la reforestación y la construcción de ecosistemas tanto terrestres como marinos, Breitling ha organizado una visita a la MiniSelva, un proyecto para reconstruir tierras agrícolas degradadas y no utilizadas en un bosque próspero. Su plantación fue realizada en enero 2021, y ha sido el marco perfecto para presentar en primicia el nuevo video de SUGi & Breitling; para ver la evolución en el terreno y celebrar la asociación entre ambas marcas.

“Gracias a marcas como Breitling y sus colaboraciones con comunidades como la nuestra, podemos ayudar en la bonita tarea de volver a crear vida donde apenas parecía posible”, ha comentado Elise Van Middelem, fundadora de SUGi.

La red mundial de SUGi está formada por «silvicultores» que practican la renaturalización para crear bosques ultradensos y biodiversos con especies nativas, aplicando únicamente la técnica japonesa conocida como método Miyawaki. Los Bosques Urbanos SUGi son 100% nativos, 30 veces más densos y 100 veces más biodiversos que las plantaciones silvícolas convencionales. También absorben 16 veces más carbono.

El Chef Squad ha sido invitado al evento con la misión de poner de manifiesto su compromiso con el medio ambiente y servir de altavoz para llegar y concienciar a cada vez más gente. Una jornada que ha servido para aprender sobre la naturaleza, sentar precedentes y reconectar con la tierra. Tras una breve charla, los chefs han podido conocer de cerca el proyecto llamado MiniSelva, que se está llevando a cabo en Llucmajor en la ecofinca Sa Qenti. Este proyecto financiado por SUGi es el primero realizado por la organización en España, nació en enero de 2021 gracias a 12 voluntarios que implementaron el método Miyawaki y consiguieron plantar más de 20 especies, con un total de 800 árboles en 170m2.

“La isla de Mallorca se verá profundamente afectada por el cambio climático y la mejor protección para muchas partes de la isla es recrear diversos bosques protectores alrededor y dentro de pueblos y ciudades mallorquinas. La MiniSelva será un proyecto educativo para que los propietarios de tierras vecinas aprendan cómo el método Miyawaki está creando resultados impresionantes en cuanto a reforestación y regeneración de tierras agrícolas”, ha declarado Ludovic Flandin, responsable de Sa Qenti.

“Breitling, una marca mundialmente conocida que representa un lujo inclusivo y sostenible, es el altavoz perfecto para abogar por formas innovadoras de proteger el medioambiente. Con este partnership con SUGi, buscamos dar voz a la naturaleza y si es a través de rostros conocidos de nuestra región como el Chef Squad, ya tenemos un gran trabajo avanzado” ha concluido Alix Dupupet, Directora de Marketing Sur de Europa de Breitling.

Mario Sandoval ha comentado que es vital comunicar las iniciativas de Breitling y SUGi para que se conozcan mejor en todo el mundo sus misiones a favor del medio ambiente, “la naturaleza es un tesoro al que debemos prestar atención y conservar” ha aclarado.

“Me he sentido muy identificada con esta misión, para mi es muy importante apoyar la flora y fauna de mi isla” ha declarado Macarena de Castro. “Es importante dar ejemplo si queremos alcanzar una nueva manera de producir y consumir, que busquemos respuestas para los cambios medioambientales”.

“Hoy mis colegas y yo formamos Squad de nuevo para intentar cuidar y concienciar sobre el lujo más preciado del que disponemos: la naturaleza. Mi relación con la naturaleza es de profundo respeto, algo que está en mí desde niño. Forma parte de mi ADN familiar y por tanto mi amor por el medio ambiente, por la flora y por la fauna, forma parte de mi vida y de mi oficio” ha comentado Quique Dacosta.

La implicación de Breitling en el proyecto de SUGi complementa sus esfuerzos por ser neutral en CO2 y consolidarse como compañía socialmente responsable y con una huella de carbono mínima. Breitling mantiene asociaciones centradas en el medio ambiente con Ocean Conservancy y la Solar Impulse Foundation. En cooperación con el fabricante de ropa sostenible Outerknown, Breitling lanzó su colección de correas de naylon reciclado hechas con ECONYL®, un hilo con reciclaje infinito.
Breitling ha introducido recientemente la que es en el sector la primera caja para relojes ecológica, plegable y reutilizable. Gracias a su tamaño reducido y el uso de menos componentes, se minimizan también los costes y el impacto medioambiental asociados al transporte. Cuando un cliente elija el embalaje antiguo en vez de la nueva opción sostenible, Breitling le propondrá donar voluntariamente 20 dólares a SUGi.

leer también

PROYECTOS CON APOYO DE BREITLING

Breitling se enorgullece de su asociación con SUGi. Esta organización de carácter popular trabaja para hacer de la recuperación de la biodiversidad una tarea simple que permita ser compartida y logre una transformación social.

Elise Van Middelem, fundadora de SUGi, se siente emocionada por la asociación con Breitling. En sus propias palabras, «SUGi es una oportunidad espléndida para que tantos parajes abandonados, vertederos, aparcamientos y canales se transformen en hábitats ideales donde aniden las aves y crezcan los frutales, donde sople aire fresco y arraigue la magia de la naturaleza. Tenemos la misión de restaurar comunidades en sus aspectos ecológico y social haciendo de la naturaleza algo más cercano para cualquiera en cualquier parte. Me entusiasma dar la bienvenida a Breitling a nuestro territorio.» En un principio, Breitling presta su apoyo a cuatro importantes proyectos de SUGi con más de 10.500 árboles, 3.000 metros cuadrados y 195 especie nativas.

SAN MIGUEL TULLY

San Miguel Tully, en Australia, es un ecosistema de estuario que, al igual que el terreno circundante, necesita una revitalización. Purificar sus corrientes de desagüe es un factor esencial para la calidad del parque marino de la Gran Barrera de Coral. Parajes como este estuario, con una flora exótica y poco habitual, son santuarios naturales. Forman un oasis mínimo, pero esencial, en un océano de terreno agrícola. Según el silvicultor Brett Krause, «con el apoyo de Breitling, el bosque Miyawaki de SUGi va a restaurar el ecosistema degradado, haciendo revivir el área de bosque pluvial y ayudando a la polinización de los frutales.»

CUENCA HÍDRICA BULU

Aunque el área de Buea, al sudoeste de Camerún, goza de abundantes recursos hídricos, la población local —a consecuencia de una gestión insuficiente del agua— afronta desde hace una generación una grave crisis de suministro. La presión sobre la comunidad se ha intensificado aún más por el crecimiento demográfico y el rápido proceso urbanizador. Breitling presta su apoyo a este ambicioso proyecto, que trabaja por renaturalizar cinco de las principales cuencas hídricas de Buea.

TU’PAXIN

Debra pertenece al pueblo Yakama, que habita la zona central del estado de Washington. Su nombre en lengua nativa india es Tu’paxin. La llamaron así por su bisabuela, que fue una personalidad fuerte y benéfica en su tribu. El bosque recibe su nombre de estas dos mujeres fuertes. Tu’paxin pretende ser un bosque con efectos inspiradores y educativos, al modo de una «rueda medicinal». Debra se crió saliendo a las montañas con su familia todos los fines de semana para acampar, hacer rutas a pie, pescar, recolectar y cazar.

HEALING FOREST

La finalidad del «Bosque Curativo», en Idaho, es cultivar un recurso abundante para el pueblo Yakama, transformando un paraje estéril en un bosque frondoso y próspero en el terreno de la institución de reinserción y rehabilitación del pueblo Yakama. El objetivo último es nutrir la tierra y restaurar las vidas de sus habitantes. Aunque las precipitaciones anuales son de tan
solo 25 cm, es posible generar en la zona un bosque autóctono. El Healing Forest enseñará la sabiduría de aquellos tiempos antiguos en que las personas vivían en equilibrio consigo mismas, con sus vecinos y con el mundo natural.

Ver comentarios

Deja una respuesta

(Tu correo electrónico no será publicado, sólo lo pedimos para que te llegue el comentario y sus respuestas)